google-site-verification=IyB9ji1sqwbb4-K8sCjtQM345Zekz3glzqRdry9T2Xo
Your address will show here +12 34 56 78
General
Autor: Ricardo Correa.



Actualmente, las actividades relacionadas con la agroindustria representan el 6% de las actividades económicas a nivel mundial, pero sobre todo siguen el motor y proveedor de materias primas para el sector industrial que aporta el 31% del PIB del mundo.


A pesar de ser un pilar económico, el sector agroindustrial se sigue rezagando en la carrera de la transformación digital, sobre todo en los países latinoamericanos en donde el costo de mano de obra sigue siendo menor en comparativa con los países de primer mundo.


La agromática, como se le denomina a la transformación digital de la agroindustria, es una herramienta fundamental para hacer de este giro uno mucho más eficiente y productivo, y pese a lo que muchos empresarios pudieran pensar o percibir, por experiencia les puedo compartir lo siguiente:


/  La agromática es fácil implementarla cuando tienes expertos que te acompañen en esta tarea. Por lógico que parezca, hay que partir de un plan integral, pero implementarlo por pequeños pasos, de lo contrario se pueden perder en el camino y acaben desperdiciando recursos.


/ La agromática no está peleada con la experiencia de la gente de campo, todo lo contrario. Uno de los principales problemas con los que nos enfrentamos en el proceso de transformación, es el escepticismo o resistencia al cambio por los que más saben: “la gente de campo”. Contrario a lo que se piense, el aporte de la gente de más experiencia, aunado a un experto digital, es la combinación ganadora. Hacer participes a los diferentes niveles de la pirámide organizacional en un proyecto de agromática les garantizará involucramiento y apoyo tanto en el diseño, pero sobro todo en la fase de implementación.


/ El proceso de transformación digital no es exclusivo de las grandes corporaciones. Toda compañía, independientemente de su tamaño, puedes llevar a cabo un proyecto de agromática. Lo que sí es un hecho es que no pueden aspirar a ser una gran corporación sino involucran tecnología en sus procesos. Lo que no diseñen e implementen hoy, seguramente lo pagarán mañana en pérdida de competitividad.


/ Es más caro no llevar a cabo una transformación digital que invertir en ella. Calcular los retornos sobre la inversión que puede traer la inclusión de tecnología es básico, sobre todo para comprometer desde la alta gerencia hasta los niveles más operativos en su consecución. Los indicadores que suelen impactarse son: reducción del tiempo de cultivo, incremento de productividad, reducción de costos unitarios, incremento de rentabilidad, mejoramiento del flujo de caja, etc.



Algunos ejemplos que les puedo compartir de transformación digital en la agroindustria van desde implementación de dispositivos electrónicos para la asignación de labores en campo y su posterior supervisión, inclusión de business intelligence en las diferentes etapas del proceso, sistemas de telemetría para acceso remoto a datos, instalación de medidores y controladores de consumos como agua, electricidad, combustibles, agro insumos, entre otros.


Lo más complicado en un proceso de agromática es dar el primer paso, pero nunca es tarde para hacerlo.

 

 

0

General
Autor: José Manuel Hernández.


Hay una gran diferencia entre saber y saber cómo. 
 

No es lo mismo tener conocimiento que tener experiencia.
 

Una cosa es la mente y otra cosa es el cuerpo. Lo que tenemos que buscar es la alineación entre mente y cuerpo es decir entre conocimiento y experiencia para generar los hábitos deseados.
 

Como líderes debemos ser conscientes de que conocimientos y hábitos tenemos para saber cuáles necesitamos cambiar durante esta nueva normalidad.


La forma en que lideramos el 2020 no necesariamente es la forma de liderar en el 2021. Es simplemente una cuestión de entender qué son los hábitos, cómo se generan y qué tenemos que hacer para modificarlos. 
 

Un hábito no es más que repetir la experiencia una y otra vez a voluntad hasta que se condiciona el cuerpo; es decir cuando el cuerpo por medio de las experiencias logra hacerlo igual que en su mente, domina la información y logra hacerlo de una forma automática donde ya no tienes que pensar en ella y puedes pasar de la teoría a la práctica en un instante.


Como dirían algunos: del conocimiento a la experiencia; mente y cuerpo alineados. Para los que les gusta ir un poco más allá: mente, cuerpo y alma sería… Conocimiento y experiencia transformado en sabiduría. 
 

El 2021 necesita de líderes de SABER COMO; que sean capaces de gestionar con ejemplo, en un entorno cambiante que requiere de flexibilidad, tolerancia al error y ser capaz de adaptarse continuamente al cambio. ¡EL SABER no es suficiente, la información no genera cambio! ¡La experiencia SI!!! Así que revisemos nuestras experiencias/hábitos para ver qué tenemos que seguir haciendo, qué debemos dejar de hacer y adquirir los nuevos hábitos que nos lleven a lograr los resultados esperados. No hay SABIDURÍA sin EXPERIENCIA y esto requiere una alta dosis de vulnerabilidad y reaprender.
 

Hagamos un esfuerzo consiente para ser más sabios cada día, con experiencias consientes que nos lleven a hábitos deseados gracias al conocimiento que adquirimos.
 

¡A seguir trabajando en SABER CÓMO!!!


 
0

General
Autor: Fabricio Guerrero.


Como empresarios podemos jugar a aguantar o jugar a ganar dependiendo la circunstancia, sin embargo para mí ahora es tiempo de jugar a ganar sin miedo al éxito.

 
El 2020 fue un año de especulación, todos andábamos de alguna manera confundidos con tantos cambios y restricciones, pero el 2021 ya llego y trajo mayor certidumbre lo que nos permite enfocarnos en estrategias agresivas para consolidar el mercado o comerte a la competencia.

 
Mi primera recomendación es mapear al mercado y a los competidores, no sabemos quién o quienes están afectados, una vez identifíquenos la situación de nuestro entorno establezcamos estrategias para alianzas, fusiones o adquisiciones.

 
En paralelo o como segunda opción inviertan en mejorar la capacidad instalada no solo a cantidad o calidad, sino a ser los más productivos porque lo esperado es un aumento significativo de la demanda.


Sin importar el crecimiento o no de la demanda es mandatario este momento invertir en modernización o transformación digital, el mundo tuvo un ajuste considerable de la competitividad, por lo tanto no debemos escatimar esfuerzos en subirnos a la ola de la eficiencia pensando siempre en mejorar la experiencia de compra y posición de los clientes. 

 
Por último reforzar la cultura, podemos tener el mejor producto o servicio, pero lo que realmente nos va a diferenciar es la actitud, la administración del conocimiento y los valores de nuestro equipo, esto es no se puede copiar.

 
En resumen el 2021 tengan objetivos agresivos en varios sentidos, tengan el plan estratégico de ataque bien dimensionado y aterrizado en acciones con presupuesto y respectivos responsables. 

 
Sin miedo al éxito, vamos por el 2021.
0

General
Autor: Paul Guerrero.

Si estás pensando que con la vacuna y el fin de la pandemia volveremos a la normalidad y regresaremos a nuestros antiguos hábitos de compra pues básicamente tú y tu empresa está perdida. Si no estás Online si no estás yendo direct to consumer simplemente tu competencia lo está y gana terreno en entender al consumidor.

En el 2020 según McKinsey el crecimiento del comercio online fue el equivalente de 10 años.
ver imagen


Solo a nivel retail se espera que en Latinoamérica con todo y pandemia exista un crecimiento del 19.4% esto quiere decir que si todavía no tienes tu tienda online pues tu crecimiento fue cero y tus perdidas de más del 70%.

A medida que se desarrolla nuestro canal digital lo más importante es tener calidad. La calidad no solo se refiere al servicio o a el producto entregado sino a toda la experiencia entregada. Uno de los típicos errores es pensar que el espacio digital desarrollado es una piedra inmutable la experiencia es lo más importante y debe estar moldeada por el uso que le da nuestro usuario y cliente, como hacer que esa experiencia fluya es clave en el desarrollo del nuevo canal.
Ver imagen


Otro aspecto fundamental evoca a la tan afamada omnicanalidad, pero ¿qué quiere decir esto? Esto quiere decir que, si un cliente se contacta como por ejemplo por WhatsApp, se presenta físicamente y luego retoma la interacción en la página web toda y absolutamente toda su información se encuentre unificada para que su experiencia sea la más adecuada en cada interacción y no tengan que plantearse interacciones desde cero.

Es fundamental que podamos tener de manera sincronizada el inventario de nuestros productos, clientes no hay nada peor para un cliente potencial el querer comprar algo encontrarlo en nuestra vitrina virtual y ¡Oh sorpresa! Y cuando está listo para hacer el check out el producto no hay.

A nivel de negocio es súper importante priorizar la experiencia que queremos brindar y en los lugares que las queremos brindar. No es lo mismo que ofrezco en sitio a lo que puedo brindar a nivel virtual, no podemos ofrecer un servicio inferior y una experiencia menor a lo que se ofrece físicamente, debemos ponderar a nivel de modelo de negocio los costos incurridos y procurar transferir este menor coste virtual a nuestro cliente para que sea más escalable. La trazabilidad que ofrece la virtualidad a nivel de referencias es una forma de simple de promover hacia nuestros clientes el que nos recomienden hacia sus conocidos a cambio de un beneficio.
Ver imagen

Un app no lo es todo! Actualmente en play store hay 2.65 millones de apps y en iOS unos 1.96 millones, la competencia para que descarguen el aplicativo de nuestra empresa es bárbaro además de que el aplicativo por falta de uso probablemente desaparezca automáticamente de nuestro teléfono en poco tiempo. La recomendación es realizar páginas web adaptadas a un interface móvil que permite emular el funcionamiento de un app e invertir en la generación de tráfico hacia nuestra plataforma.


El costo por clic y tu estrategia de marketing, no debe estar delimitada a este proveedor externo que hace 3 post por semana, maneja tu página y redes sociales. Marketing y ventas son uno solo en tu canal de ventas ya sea digital o físico, debemos de cuidar el esfuerzo que hacemos en mercadeo para que la inversión realizada no se diluya en un intento bonito y poco efectivo. La clave está en la generación de contenido que agregue valor y que aborde de múltiples perspectivas a las inquietudes que tienen nuestros clientes. A nuestros clientes debemos de ser capaces de brindarles una comunicación fluida unificada y que trasmita los valores que tenemos como empresa, el consumidor actual está muy propenso a comparar y a la comodidad de la oferta de servicios o productos que propone la empresa, en este preciso momento debemos de preguntarnos ¿de qué nos distinguimos del resto? ¿Por qué comprarme a mí y no a la competencia? Si no tenemos ventajas competitivas claras o un plan para crearlas quizá el tener acciones de venta y marketing sincronizadas puede llegar a ser de por sí el diferenciador sobre el resto.
ver imagen

El consumidor actual no sólo busca un producto o un servicio, busca además un propósito y un bien común, si la empresa, producto o servicio que comercializo no tiene un trasfondo de impacto, hacia la sociedad, medio ambiente o a alguna causa noble. La democratización de la oferta hará que nuestro consumidor infiel opte por la competencia, por lo que uno de los factores que se muestran cómo relevantes a la hora de repetir una compra se muestra como clave el factor impacto.
ver imagen

Finalmente, la oportunidad de tener un canal digital de brindar servicios diferenciados está dentro del alcance de toda compañía o emprendedor y es un mercado prometedor para la región. El que ofrecer a quien, se basa netamente en el apetito que como empresa y emprendedor se tiene sumado a la consistencia en el esfuerzo al perseguir este resultado. Ninguna empresa referente de la actualidad empezó con el share de mercado y la dominancia de la cual gozan en la actualidad y si tu reflexión evoca de donde provienen esas 4 o 5 empresas que tienes en la cabeza, todas absolutamente todas ellas arrancaron en un garaje.
ver imagen

0

General
Autor: Fabricio Guerrero.

Los Meses se volvieron semanas, y los años meses, el 2020 fue un ejercicio de sobrevivencia, de adaptación extrema a la incertidumbre, donde aprendimos a responder a la crisis redefiniendo nuestros límites.

El 2021 a pesar de mantener la complejidad, será un año espectacular porque el empresariado ya perdió el miedo a trabajar juntos, donde todos somos importantes y necesarios en la reconstrucción de la economía.

La pandemia nos enseñó que la vida es importante, pensar en el desarrollo, pero con miras del bien común, significará un rebote gracias a la visión de lucha y de solidaridad.

La recuperación será selectiva por industrias y sectores, sin embargo las oportunidades llegarán a todos en la medida que invirtamos en planear acciones estratégicas que apunten a desarrollar competitividad (comercial+operativa+logística).

El 2021 será un punto de inflexión en positivo, y nosotros los empresarios seremos el factor diferenciador para seguir creciendo las empresas y emprendiendo nuevos negocios sustentables.

Hoy más que nunca se requiere de un gran liderazgo empresarial, el 2021 nos exigen cerrar brechas de competitividad.
0

General
Autor: Fabricio Guerrero.


Ni el mejor planner pudo anticipar el impacto de los acontecimientos del 2020, sin embargo el 2021 será un año más certero siempre y cuando entendamos las tendencias, sobre todo los relacionados con los hábitos de consumo.


Nuestro futuro cliente será:

1.  Cómodo, le gusta lo fácil, e-commerce mantendrá su crecimiento, al igual que la preferencia por lo cercano.

2.  Conectados, estará en contacto con todos y con nadie, su interacción será en gran parte de la población todavía en digital, los viajes crecerán, pero no llegarán al punto de pre covid.

3. Confianza, la fragilidad de la salud a la que se expuso la población abre la puerta a las marcas que vendan confianza.

4. La salud, será el activo más deseado de los clientes, modelos y procesos que garanticen la higiene serán mandatorios para el consumidor.

5. Diversión, el foco estará en métodos disruptivos que permitan al consumidor divertirse con seguridad, los juegos digitales seguirán ganando terreno.

6. Redes sociales, serán los canales preferidos del consumidor para buscar, promover o quejarse.

7. Economía Verde, el público en general apoya cada vez más iniciativas en pro del planeta y en contra de la contaminación.


Con estas tendencias, en 2021 más que nunca las marcas deben buscar empatía con su consumidor final, desde qué le ofrezco, cómo, cuándo y dónde se lo doy, siempre buscando mejorar la experiencia de compra y de posesión, de esta forma garantizarás un cliente para toda la vida.

Entonces qué deben hacer las empresas para mantener su competitividad el 2021:

1. Hacer o actualizar el plan estratégico, es un cambio de era, se necesitan nuevas acciones.

2. Hacer un análisis de tu modelo actual de operación para identificar áreas de oportunidad.

3. Invertir en Transformación Digital.

4. Identificar el customer journey de tu cliente.

5. Invertir en investigación y desarrollo.

6. Invertir en la cultura organizacional, este será un defensor o detractor de nuevas iniciativas, invertir en know how para el equipo.

7. Invertir en la marca, impulsar el desarrollo de contenido, compartir conocimiento o guías para el beneficio del consumidor, esto reforzará la idea de liderazgo y justicia de la marca.


Estos cambios implican oportunidades, abre la puerta a nuevos negocios y posibilidad de expandir los actuales, siempre y cuando faciliten la interacción de sus clientes de principio a fin (Contactless Economy).
0

General, Webinar
Crisis, postcrisis, recesión, covid, pandemia, baja demanda, no es momento, todas estas excusas válidas, pero que ya tienes que comenzar a eliminar de tu vocabulario, sobre todo del equipo comercial y de la alta gerencia.

Hay que estar conscientes de lo que ocurre en los mercados, pero no pacientes, ahora más que nunca es necesario apretar nuestra gestión comercial, desde la definición de los nuevos hábitos de consumo de nuestros clientes y sus nuevas expectativas para cerrar la brecha entre lo que ofrecemos vs lo que esperan.
Marketing juega un rol importantísimo, ahora más que nunca necesitamos determinar que quiere, cómo lo quiere y cuando lo quiere el cliente.

A falta de pocos meses de terminar el 2020, debemos enfocarnos en realizar un excelente ejercicio presupuestal, que sea lo suficientemente ambicioso pero sustentado en cómo vamos a generar valor a nuestros clientes, teniendo claramente definida nuestra oferta de valor en cada uno de nuestros mercados.

Tenemos que fusionar el principio del marketing en la que el cliente gane todo lo que pueda tras la adquisición del producto; con el de las ventas que es la búsqueda del beneficio de la empresa, aunque parezca obvio no lo es, y vemos un divorcio entre lo que ofrecemos y lo que entregamos.
0

General
Los invitamos a disfrutar de nuestra primera Entrevista de Valor Con Pedro Ruiz, Presidente Ejecutivo de Truckslogic. En ella nos comparte parte de su vida, cómo alcanzar el éxito en su negocio y cómo están reaccionando a la contingencia.
0

Follow us on Social Media