Your address will show here +12 34 56 78

INNOVACIón

¿Cómo abordar el proceso de transformación de un negocio?

El proyecto que mejor resulta, es el proyecto en que todos creen.

Abordar el proceso de transformación de un negocio es un proceso exhaustivo que implica, no solo expertise, sino también mucho tiempo y óptimo criterio respecto a planeación, tiempos y prioridades.

Imagínense el caso de un cliente en un sector como el de la distribución en cualquiera de los países de la región LATAM. Manejando volúmenes millonarios de ventas mensuales con un market share nacional de importante participación; en paralelo afrontando numerosas complejidades actuales derivadas de las restricciones de la cadena de valor, tanto a nivel de producción, abastecimiento como logística; y a su vez, intentando implementar mejoras que permitan por un lado, aprovechar al máximo su esfuerzo actual de ventas (concepto de eficiencia) e incrementar su capacidad instalada para afrontar nuevas cuotas de negocio (concepto de productividad). ¿Cómo llevar a cabo este ejercicio sin perderse en el camino, sin sentirse atropellado y capitalizando cada una de los potenciales financieros por los que se definieron dichas mejoras?

Evidentemente, como Socio Director de una de las firmas boutique más importantes de LATAM, estoy casi en la obligación de mencionar que la contratación de expertise externo es una de las vías más seguras para abordar este punto. Sin embargo, ¿qué hacemos los consultores de estrategia y operaciones para asegurar dicho éxito, la satisfacción de los ejecutivos / empresarios e impactar en el mercado con las implementaciones de lugar?

  1. Analizar sin sesgos y de principio a fin. Para encontrar la causa raíz de una oportunidad, es imperante diagnosticar con perspectiva end-to-end (E2E cadena de valor al completo) y visión integral (implicando know-how multidisciplinar: financiero, procedimental, tecnológico y organizativo).

  2. Cuantificar potenciales reales y key drivers para su materialización, siempre cimentados sobre ventajas competitivas (más que ventajas comparativas). En este punto, debemos ser capaces de transformar un business case (muchas veces mal convertido un trámite para una aprobación presupuestal) en un reto / meta lograble por un periodo definido de tiempo para la organización en cuestión. 

  3. Dibujar el roadmap de proyectos. Cuáles están hoy en curso, cuáles en agenda, cuáles quedaron en carpeta en algún momento (revisen previa crisis del Covid-19) y qué estamos proponiendo ahora. En múltiples ocasiones, muchas de las iniciativas se encontrarán y la organización debe estar preparada para crear sinergias y maximizar esfuerzos. Esto es algo que se planifica.

  4. Clarificar proyectos. En qué tiempo, con qué equipos, líderes, sponsors e incentivos sobre las metas a lograr. Imprescindible aquí será proponer siempre como etapa #1 el modelo de gobernanza y supervisión activa. Este supone la clave para generar la cultura base: resultados, servicio y productividad. Si cuentas con ella, implementar cualquier innovación, bien sea comercial, operativa, logística o administrativa será posible.

  5. Comunicar, incentivar y crear adeptos a la causa. El proyecto que mejor resulta, es el proyecto en que todos creen. La mística importa.

Por cierto, un último punto: ¿qué no hacemos los consultores? Dejar de experimentar. El ensayo – error es una dinámica más de nuestro trabajo, la tolerancia al riesgo una de nuestras capacidades principales y el verbo calibrar una palabra fundamental de nuestro diccionario y forma de entender un proyecto de mejora. No nos dejamos nunca vencer por los errores. Pues, de lo contrario, esto significaría que no estamos innovando lo suficiente y que, por supuesto, nunca podremos poner a nuestros clientes en posiciones de liderazgo y ventaja competitiva.

HÉCTOR CUBELOS

SOCIO DE GRUPO VALOR

Emprendedor y desarrollador de negocios por toda Latinoamérica. Incansable viajero, siempre alumno del mejor maestro que la vida, los negocios y la competitividad nos brindan: el trabajo. Fiel perseguidor de la única medida de valor posible si hablamos de estrategia, optimización e innovación en el mundo empresarial: la eficiencia.

Mira nuestros últimos artículos

Follow us on Social Media