Your address will show here +12 34 56 78
General
Autor: Fabricio Guerrero.


Como empresarios podemos jugar a aguantar o jugar a ganar dependiendo la circunstancia, sin embargo para mí ahora es tiempo de jugar a ganar sin miedo al éxito.

 
El 2020 fue un año de especulación, todos andábamos de alguna manera confundidos con tantos cambios y restricciones, pero el 2021 ya llego y trajo mayor certidumbre lo que nos permite enfocarnos en estrategias agresivas para consolidar el mercado o comerte a la competencia.

 
Mi primera recomendación es mapear al mercado y a los competidores, no sabemos quién o quienes están afectados, una vez identifíquenos la situación de nuestro entorno establezcamos estrategias para alianzas, fusiones o adquisiciones.

 
En paralelo o como segunda opción inviertan en mejorar la capacidad instalada no solo a cantidad o calidad, sino a ser los más productivos porque lo esperado es un aumento significativo de la demanda.


Sin importar el crecimiento o no de la demanda es mandatario este momento invertir en modernización o transformación digital, el mundo tuvo un ajuste considerable de la competitividad, por lo tanto no debemos escatimar esfuerzos en subirnos a la ola de la eficiencia pensando siempre en mejorar la experiencia de compra y posición de los clientes. 

 
Por último reforzar la cultura, podemos tener el mejor producto o servicio, pero lo que realmente nos va a diferenciar es la actitud, la administración del conocimiento y los valores de nuestro equipo, esto es no se puede copiar.

 
En resumen el 2021 tengan objetivos agresivos en varios sentidos, tengan el plan estratégico de ataque bien dimensionado y aterrizado en acciones con presupuesto y respectivos responsables. 

 
Sin miedo al éxito, vamos por el 2021.
0

General
Autor: Fabricio Guerrero.

Los Meses se volvieron semanas, y los años meses, el 2020 fue un ejercicio de sobrevivencia, de adaptación extrema a la incertidumbre, donde aprendimos a responder a la crisis redefiniendo nuestros límites.

El 2021 a pesar de mantener la complejidad, será un año espectacular porque el empresariado ya perdió el miedo a trabajar juntos, donde todos somos importantes y necesarios en la reconstrucción de la economía.

La pandemia nos enseñó que la vida es importante, pensar en el desarrollo, pero con miras del bien común, significará un rebote gracias a la visión de lucha y de solidaridad.

La recuperación será selectiva por industrias y sectores, sin embargo las oportunidades llegarán a todos en la medida que invirtamos en planear acciones estratégicas que apunten a desarrollar competitividad (comercial+operativa+logística).

El 2021 será un punto de inflexión en positivo, y nosotros los empresarios seremos el factor diferenciador para seguir creciendo las empresas y emprendiendo nuevos negocios sustentables.

Hoy más que nunca se requiere de un gran liderazgo empresarial, el 2021 nos exigen cerrar brechas de competitividad.
0

General
Autor: Fabricio Guerrero.


Ni el mejor planner pudo anticipar el impacto de los acontecimientos del 2020, sin embargo el 2021 será un año más certero siempre y cuando entendamos las tendencias, sobre todo los relacionados con los hábitos de consumo.


Nuestro futuro cliente será:

1.  Cómodo, le gusta lo fácil, e-commerce mantendrá su crecimiento, al igual que la preferencia por lo cercano.

2.  Conectados, estará en contacto con todos y con nadie, su interacción será en gran parte de la población todavía en digital, los viajes crecerán, pero no llegarán al punto de pre covid.

3. Confianza, la fragilidad de la salud a la que se expuso la población abre la puerta a las marcas que vendan confianza.

4. La salud, será el activo más deseado de los clientes, modelos y procesos que garanticen la higiene serán mandatorios para el consumidor.

5. Diversión, el foco estará en métodos disruptivos que permitan al consumidor divertirse con seguridad, los juegos digitales seguirán ganando terreno.

6. Redes sociales, serán los canales preferidos del consumidor para buscar, promover o quejarse.

7. Economía Verde, el público en general apoya cada vez más iniciativas en pro del planeta y en contra de la contaminación.


Con estas tendencias, en 2021 más que nunca las marcas deben buscar empatía con su consumidor final, desde qué le ofrezco, cómo, cuándo y dónde se lo doy, siempre buscando mejorar la experiencia de compra y de posesión, de esta forma garantizarás un cliente para toda la vida.

Entonces qué deben hacer las empresas para mantener su competitividad el 2021:

1. Hacer o actualizar el plan estratégico, es un cambio de era, se necesitan nuevas acciones.

2. Hacer un análisis de tu modelo actual de operación para identificar áreas de oportunidad.

3. Invertir en Transformación Digital.

4. Identificar el customer journey de tu cliente.

5. Invertir en investigación y desarrollo.

6. Invertir en la cultura organizacional, este será un defensor o detractor de nuevas iniciativas, invertir en know how para el equipo.

7. Invertir en la marca, impulsar el desarrollo de contenido, compartir conocimiento o guías para el beneficio del consumidor, esto reforzará la idea de liderazgo y justicia de la marca.


Estos cambios implican oportunidades, abre la puerta a nuevos negocios y posibilidad de expandir los actuales, siempre y cuando faciliten la interacción de sus clientes de principio a fin (Contactless Economy).
0

Webinar
Autor: José Manuel Hernández.

Me hicieron esta pregunta esta semana y creo que tiene dos aristas bien interesantes. Los equipos de alto desempeño (si es que lo puedo resumir de esa manera: EAD) tienen dos grandes componentes: La cultura del equipo y el desempeño.

Al tema del desempeño se le está invirtiendo gran cantidad de recursos y sistemas como herramientas de gestión de equipos y tareas al estilo de Monday, Fusion Pro, Active Collab, Trello, etc… Y son de gran utilidad para ayudar a los equipos a mantenerse en una gestión activa, controlada y de alguna manera supervisada. Para muchos, estas herramientas se han vuelto una gran alternativa para poder saber qué, cuánto, cómo, dónde…. están sus equipos y colaboradores en el día a día y poder medir su productividad; ¡Así que es una gran herramienta para trabajar con nuestros equipos y maximizar su desempeño!  Por otro lado, para muchos se ha vuelto una pesadilla a nivel de control y re trabajo cuando no son utilizadas de la manera correcta y tienen que enviar la misma información por distintas vías o la misma no es alimentada de forma correcta generando espacios y vacíos de información.
¿Sabías que los números de personas activamente comprometidas con su trabajo está cayendo drásticamente? Según la Consultora Gallup, en 2020 en E.E.U.U. el porcentaje ya está solo en el 38%, mientras que un 14% está ACTIVAMENTE NO COMPROMETIDO CON SU TRABAJO (Esto quiere decir que no solo no está comprometido, sino que juega en contra de su propio equipo). Así que algo está sucediendo que va mas allá de la gestión de cargas de trabajo, posibilidades de volver a la oficina y estrés por pandemia.
Por eso voy al segundo punto y no por ello digo que sea más importante; lo que sí digo es que es tan importante como el primero pero no se le presta tanta atención.

La CULTURA DE TRABAJO; y para no dejarlo en lo ambiguo e intangible me voy a referir a un punto específico: La relación con mi jefe. Está comprobado que la causa número uno por la que los miembros de un equipo abandonan su puesto es la relación con su jefe. 


Por lo tanto, aquí deberíamos estar prestando particular atención. Hay algunos que ya lo hacen y han encontrado esto que nos podría ayudar:

– Es imperativo tener un PROPÓSITO CLARO, objetivos comunes y compartidos para poder saber cómo los integrantes del equipo aportan y son valiosos para la obtención de resultados.

– Dar atención individualizada a los miembros del equipo para saber cómo se encuentran y darles FEEDFORWARD.

– Dar RECONOCIMIENTO y mantener al equipo con RETOS para mantenerlos conectados (en tiempos difíciles la mayoría de los equipos dan más y se sienten más orgullosos al final del día).

– Dar espacios de ELECCIÓN, saber que no puedo elegir las circunstancias, pero sí cómo pensar sobre ellas lo que haces como resultado. 

Para finalizar; ¡¡¡¡Claro que se puede tener cada vez mejores equipos y de alto desempeño en la virtualidad!!!! Tomemos en cuenta que no solo es un tema de gestión y control sino también de conexión e inteligencia emocional… Después de todo, LOS SERES HUMANOS SOMOS SERES SOCIALES y la interacción con otros forma parte de nuestro ADN y nuestro desempeño.
0

Webinar

Autor: Ricardo Correa.


Ante el maremágnum de cambios en el contexto económico, social y político por el que estamos atravesando, hoy en día, más que nunca, se torna indispensable el realizar un responsable ejercicio de Planeación Estratégica o bien la definición de un road map operativo.

Durante los últimos meses, las empresas han tenido que adaptarse y ajustar su modelo de operación casi a diario volviéndose resilientes para poder, algunas sobrevivir, y otras para crecer y ganar share en sus respectivos mercados o giros de negocio. No podemos asegurar que todo va a volver a la normalidad en los meses venideros, ni que las economías van a volver a crecer, pero lo que es cierto es que antes de arrancar el 2021, es necesario hacer una pausa en este acelerado ritmo de cambios y planificar correctamente como queremos encarar el año siguiente.

Para muchos, la estrategia se construye de arriba hacia abajo, desde mi punto de vista, deben de existir aportes tanto de la punta como de la parte media de la pirámide organizacional de la compañía. Acercar los mandos medios hacia la alta gerencia, puede proporcionar información sumamente valiosa para poder darle forma y fondo a la estrategia. Toda perspectiva es valiosa, todo aporte suma y toda información, sobre todo actualizada, agrega valor al momento de definir el rumbo y pasos a seguir.

Aunque hayan definido un plan estratégico en el pasado con vigencia aun en el futuro, hay que revisar este año si los objetivos y tácticas estratégicas aún son valederas o por el contrario incluir o considerar nuevas iniciativas que nos permitan alcanzar los objetivos macro, normalmente financieros.

No está por demás enfatizar en la inclusión de objetivos e iniciativas que apunten a responder las nuevas tendencias de consumo, que contemplen la transformación digital, la reestructuración del portafolio de productos y servicios, y aquellos que nos hagan competitivos y nos mantengan vigentes, pero de una forma ordenada, lógica y sostenible.

Por último, no podemos olvidar que usualmente los Planes Estratégicos suelen redactarse perfectamente bien, sin embargo, suelen implementarse de manera mediocre. La definición de un bien dimensionado portafolio de tácticas estratégicas que contemple responsables, fechas compromiso, indicadores o métricas asociadas son elementos claves para asegurar que el Plan Estratégico llegue a buen puerto.



0

Webinar
Ser resiliente ahora garantiza el éxito para el futuro, esto significa que las empresas deben preparar a sus cadenas de suministro y producción para tener capacidad de respuesta de forma confiable. Las empresas no solo deben actuar ahora, sino además planificar interrupciones futuras protegiendo los costos y márgenes en la nueva normalidad.

La aplicación de un enfoque en base cero a lo largo de la cadena de suministro y producción garantiza la visibilidad necesaria para tomar decisiones. Analizar de manera profunda e implementar acciones que contengan los costos e identificar oportunidades de alivio inmediato permitirán equilibrar los riesgos y ejecutar con resiliencia.

Una cadena de suministro basada en una presupuestación con base cero proporciona elementos básicos para accionar de manera acelerada. Impulsar el desempeño de toda la cadena de suministros, viabilizar los costos pueden crear valor para impulsar un crecimiento sostenido.

¿Qué esperar de la cadena de suministro en la nueva normalidad?

/ El distanciamiento social y el impulso al consumo en línea afectará al comportamiento del consumidor del qué, cómo y en dónde se entregan los bienes y los servicios.

/ Se esperan eventos azarosos lo cual exige una cadena de suministro más confiable y flexible que pueda responder a los impactos en todo el ecosistema.

/ Las estructuras de costos se moverán de más fijas a más variables, con inversiones para desarrollar estas capacidades acelerando la transformación digital.

/Es esencial para las empresas tener visibilidad y capacidad de análisis para que concentren sus esfuerzos en responder rápidamente a la demanda cambiante de los consumidores.
0

Webinar
Estamos en medio de alta volatilidad, la incertidumbre se ha apoderado de los mercados, sin embargo según pasan los meses y termina el año lo incierto se vuelve cada vez más cierto, por ende estamos listos para planear.

Es que no planear nunca es una opción, incluso en los momentos de mayor volatilidad, lo único que cambia es el alcance en tiempo de nuestra Planeación. Es decir, entre más turbulentos los mercados se recomienda un plan entre 3 y 12 meses máximo con acciones estratégicas de corto plazo pero alineados a un programa de 3 años.

En pocas palabras en el 2021 debemos hacer un plan estratégico donde se establezca dónde queremos llegar en el mediano plazo pero con hitos estratégicos puntuales en el corto plazo.

La volatilidad va a seguir conviviendo con nosotros por los próximos 12 meses, es vital planear, establecer objetivos, acciones y revisarlos constantemente para mantener la competitividad.

Hay muchas metodologías para montar un plan estratégico, no sé cuál es la mejor, lo que sí sabemos es que solo el 10% de los planes estratégicos se implementan, por ende la metodología no es tan impórtente como la ejecución y el compromiso de la alta gerencia para con las acciones definidas.

Establezcan objetivos en los frentes más importantes del negocio, fináncienos, operativos, humanos y principalmente de cara al cliente. Cuando tenemos claro donde queremos ir nos enfocamos en cómo llegar, y con quién llegar.

Algunos elementos a considerar en su plan estratégico:
1. Objetivos
2. Propósito Claro de la empresa
3. ADN de la compañía
4. FODA
5. Acciones estratégico
6. Gobierno estratégico
7. Plan de implementación
8. Tablero de control estratégico

Lo más importante de un plan es la ejecución, prioricen sus esfuerzos, recompensen el compromiso y los resultados, de esta forma que serán parte del selecto grupo del 10% que consigue construir ventajas competitivas sostenibles gracias a su plan estratégico.
0

General, Webinar
Crisis, postcrisis, recesión, covid, pandemia, baja demanda, no es momento, todas estas excusas válidas, pero que ya tienes que comenzar a eliminar de tu vocabulario, sobre todo del equipo comercial y de la alta gerencia.

Hay que estar conscientes de lo que ocurre en los mercados, pero no pacientes, ahora más que nunca es necesario apretar nuestra gestión comercial, desde la definición de los nuevos hábitos de consumo de nuestros clientes y sus nuevas expectativas para cerrar la brecha entre lo que ofrecemos vs lo que esperan.
Marketing juega un rol importantísimo, ahora más que nunca necesitamos determinar que quiere, cómo lo quiere y cuando lo quiere el cliente.

A falta de pocos meses de terminar el 2020, debemos enfocarnos en realizar un excelente ejercicio presupuestal, que sea lo suficientemente ambicioso pero sustentado en cómo vamos a generar valor a nuestros clientes, teniendo claramente definida nuestra oferta de valor en cada uno de nuestros mercados.

Tenemos que fusionar el principio del marketing en la que el cliente gane todo lo que pueda tras la adquisición del producto; con el de las ventas que es la búsqueda del beneficio de la empresa, aunque parezca obvio no lo es, y vemos un divorcio entre lo que ofrecemos y lo que entregamos.
0

Webinar
Hoy en día, para la definición del Plan Estratégico es necesario involucrar a la mayor cantidad de áreas de negocio posible. Dado el cambiante entorno en el que vivimos hay que tomar en cuenta todos los elementos que pueden impactar tu empresa.

Ojo, con la data o escenarios que se toman para hacer las proyecciones a futuro que impacten sus planes y estrategias. Partir de cero es lo ideal dado que nada volverá a ser como antes.

La interacción entre nuestras unidades de Ventas&Marketing con la de Tecnología es fundamental. El impulso en canales digitales no puede ser solo en papel, todo parte de un correcto reposicionamiento de nuestros productos, definición de procesos y secuencias que permitan realmente explotar los canales digitales y sobre todo del apoyo de nuestros departamentos de tecnología que faciliten la interacción de todos los eslabones de la cadena de valor.

Si hacen un Plan Estratégico es para cumplirlo, no solo para escribirlo. Por lo tanto, hay que plantearse objetivos alcanzables, definir presupuestos y flujo de caja, definir tácticas puntuales que nos permitan cumplir con estos objetivos y sobre todo definir responsables y fechas compromiso. Sin estos elementos cualquier Plan Estratégico fracasará por muy innovador y bien redactado que esté.
0

Webinar
Si el consumo futuro se va a ver afectado, reenfocar y adoptar un nuevo modelo de negocio es obligatorio para maximizar capital de trabajo y asegurar escalabilidad futura en la inversión de los accionistas.

La transformación digital, bien direccionada, priorizada y ágilmente afrontada, será un proyecto efectivo en tiempos post pandemia. La experiencia estos últimos meses nos han confirmado esta conclusión y también enseñado que el reto no solo trata tecnología. ¿Por qué?

1. Porque hoy es necesario compatibilizar la supervivencia con la implementación de una estrategia de futuro. Enfoque y planeación son clave para trabajar con un ojo puesto en el corto plazo y otro en el nuevo modelo.

2. Porque la irrupción de nuevas preferencias y servicios pondrán a prueba la capacidad de adaptación de las organizaciones, el desarrollo de un nuevo mindset y la madurez para lanzar y perfeccionar en el camino.

3. Porque el reto de esta transición pasará por implementar algo más que tecnología, integrando procesos digitales y físicos para ofrecer una experiencia omnicanal. No esquemas monocanales de silos, ni multicanales de alta complejidad, retrabajos y errores.

Ahora bien, asustarse y no hacer nada, es simplemente asumir que el negocio quedará obsoleto y pronto fuera del mercado.
0

Follow us on Social Media