Your address will show here +12 34 56 78
Webinar
Hoy en día, para la definición del Plan Estratégico es necesario involucrar a la mayor cantidad de áreas de negocio posible. Dado el cambiante entorno en el que vivimos hay que tomar en cuenta todos los elementos que pueden impactar tu empresa.

Ojo, con la data o escenarios que se toman para hacer las proyecciones a futuro que impacten sus planes y estrategias. Partir de cero es lo ideal dado que nada volverá a ser como antes.

La interacción entre nuestras unidades de Ventas&Marketing con la de Tecnología es fundamental. El impulso en canales digitales no puede ser solo en papel, todo parte de un correcto reposicionamiento de nuestros productos, definición de procesos y secuencias que permitan realmente explotar los canales digitales y sobre todo del apoyo de nuestros departamentos de tecnología que faciliten la interacción de todos los eslabones de la cadena de valor.

Si hacen un Plan Estratégico es para cumplirlo, no solo para escribirlo. Por lo tanto, hay que plantearse objetivos alcanzables, definir presupuestos y flujo de caja, definir tácticas puntuales que nos permitan cumplir con estos objetivos y sobre todo definir responsables y fechas compromiso. Sin estos elementos cualquier Plan Estratégico fracasará por muy innovador y bien redactado que esté.
0

Webinar
Si el consumo futuro se va a ver afectado, reenfocar y adoptar un nuevo modelo de negocio es obligatorio para maximizar capital de trabajo y asegurar escalabilidad futura en la inversión de los accionistas.

La transformación digital, bien direccionada, priorizada y ágilmente afrontada, será un proyecto efectivo en tiempos post pandemia. La experiencia estos últimos meses nos han confirmado esta conclusión y también enseñado que el reto no solo trata tecnología. ¿Por qué?

1. Porque hoy es necesario compatibilizar la supervivencia con la implementación de una estrategia de futuro. Enfoque y planeación son clave para trabajar con un ojo puesto en el corto plazo y otro en el nuevo modelo.

2. Porque la irrupción de nuevas preferencias y servicios pondrán a prueba la capacidad de adaptación de las organizaciones, el desarrollo de un nuevo mindset y la madurez para lanzar y perfeccionar en el camino.

3. Porque el reto de esta transición pasará por implementar algo más que tecnología, integrando procesos digitales y físicos para ofrecer una experiencia omnicanal. No esquemas monocanales de silos, ni multicanales de alta complejidad, retrabajos y errores.

Ahora bien, asustarse y no hacer nada, es simplemente asumir que el negocio quedará obsoleto y pronto fuera del mercado.
0

Follow us on Social Media